Síguenos en:

TwitterFacebookRSS FeedEmail

viernes, 21 de agosto de 2015

Comunicadores piden respeto a su profesión

Más de 70 trabajadores de medios públicos, privados, comunitarios y agencias internacionales expresaron su preocupación ante las agresiones sufridas en las últimas marchas en el país.


 
  
Cerca de 30 periodistas, camarógrafos y fotógrafos colocaron ayer sus micrófonos, grabadoras, cámaras fotográficas y de video en el césped del parque La Carolina, en Quito, junto a la réplica de la Campana de la Paz mundial.

Sobre los instrumentos de trabajo se extendió un cartel con un mensaje: “No más agresiones a periodistas”. Esa fue la consigna que desde el sábado pasado reunió a 70 comunicadores de medios públicos, privados, comunitarios, agencias internacionales, además de fotógrafos y camarógrafos de Ecuador, para redactar un manifiesto en el que hicieron un llamado a la sociedad a respetar la labor periodística.

“No más agresiones a periodistas” fue el grito que lanzaron nuevamente los comunicadores en el parque quiteño. En el manifiesto, que fue leído en fragmentos por representantes de todos los medios de comunicación, rechazaron “categóricamente las ofensas y ataques suscitados durante las marchas, contramarchas, plantones y coberturas convocadas por gremios o entidades públicas y privadas”.

En las últimas manifestaciones habrían sido agredidos al menos 5 comunicadores.

También señalaron que “las diversas convocatorias partidistas se han convertido en escenario de agresiones que afectan el normal desarrollo de nuestro trabajo al ser víctimas de insultos, acoso y amedrentamiento”. Y añadieron: “Varios colegas recibieron golpes, empujones, insultos y el retiro por la fuerza de nuestros implementos de trabajo: cámaras, libretas, grabadoras, celulares, lo que representa no solo un perjuicio económico, sino un atentado a nuestro ejercicio”.

Por ello exigieron a los actores políticos, autoridades y funcionarios “no acentuar ese clima de violencia, evitar generalizaciones y acusaciones infundadas”, y conceder las facilidades para ejercer su profesión, “tan digna y honesta como cualquier otra”.

El grupo aclaró que el manifiesto carece de postura política o gremial, y que lo firmaron a título personal como comunicadores y ciudadanos “para responder unánimemente a una sistemática y creciente ola de agresiones y represalias en contra de quienes ejercemos esta profesión”. Por ello exigieron a la sociedad y del Estado ecuatoriano, respeto, protección y garantías, con la “misión y compromiso de informar responsablemente y en libertad, sin temor a presiones ni represalias”.

Germán Valencia, presidente de la Asociación de Trabajadores de la Comunicación (Asotec), dijo que los camarógrafos y fotógrafos no se sienten seguros para realizar su trabajo. “Somos agredidos física y verbalmente y nosotros simplemente hacemos nuestro trabajo con pasión y profesionalismo, no tenemos ninguna bandería política ni nada por el estilo”.

Víctor Pozo, realizador de La República, integra el grupo y manifestó su satisfacción por la iniciativa. “Todos podemos estar a buen recaudo como grupo, sin tintes políticos, sin importar si somos de un medio público o privado para el bien común del periodismo”.

Jean Paul Bardellini, de NTN24, dijo que los integrantes del colectivo no tienen bandera política y gremial y lo único que exigen es respeto de todo sector al oficio.
                                                         




Escriba un comentario